Covid-19 > Llámanos para organizar la entrega o trabajos de instalación bajo las medidas de seguridad actuales 971 43 61 88

BLOG / INTERIORISMO - DISEÑO - MOBILIARIO - IDEAS

Teletrabajo, ¿realidad o ficción?

Ventajas, inconvenientes y consejos

Teletrabajo, ¿realidad o ficción?

El teletrabajo es la actividad profesional que se realiza alejado del lugar habitual de trabajo. Generalmente suele ser desde casa aunque, en ocasiones, se puede realizar desde diferentes espacios como en hoteles, cafeterías, etc.

De un tiempo a esta parte habrás empezado a oír más conversaciones del tipo: “El amigo de un amigo trabaja online...”, “Se rumorea que cierta empresa permite trabajar a distancia...”. El teletrabajo ha pasado de ser una leyenda urbana en España, a ser un escenario laboral cada vez más demandado por los trabajadores y ofertado por las empresas. Es cierto que aún no tenemos demasiada experiencia en este área, y seguramente por eso nos surgen algunas dudas sobre sus ventajas e inconvenientes.

	Espais Integrals - Teletrabajo

Ventajas del teletrabajo

 

Ahorro de tiempo y dinero para el empleado

Al no tener que desplazarte a la oficina ahorrarás tanto en gasolina, o medio de transporte, como en el tiempo que dedicas a llegar a tu lugar de trabajo. ¿Ahorrar tiempo y dinero? ¿Dónde hay que firmar?

Menos costes y mayor productividad

Y es que la felicidad incrementa la productividad. Según el estudio “Felicidad y Trabajo” ofrecido por la consultora Crecimiento Sustentable, los empleados felices presentan hasta un 33% más de energía, una mejor adaptación a los cambios y hasta una disminución del 300% de tener accidentes laborales. En resumen, una mayor satisfacción laboral incrementa en un 88% la productividad empresarial.

El teletrabajo no sólo reduce los costes de las empresas como son el agua, la luz, el mantenimiento del mobiliario... Incluso, si la mayoría de los empleados opta por esta opción, la empresa podría ahorrar en el alquiler del local, porque le bastaría con un espacio más pequeño.

Conciliación familiar 

El teletrabajo ayuda en la conciliación familiar. El tiempo que perdías en los desplazamientos ahora los puedes invertir en llevar a los niños al cole con más tiempo (o al menos intentarlo), en dar un paseo más largo con el perro, o incluso en mantener la casa más ordenada, mejorando la relación de pareja “guiño, guiño”.

Ya no necesitamos que el día tenga más horas para hacer todo lo que queremos. Ganar el tiempo de los desplazamientos nos ayuda a organizarnos mejor, en reducir el estrés y el absentismo en el trabajo.

Mayor tranquilidad

El jaleo de la oficina, las constantes interrupciones desaparecen trabajando desde casa o el lugar que tú elijas. Lo empleados que trabajan a distancia dicen concentrarse mejor y sacar mayor rendimiento a las horas de trabajo desde casa que en la propia oficina

	Espais Integrals - Teletrabajar

Inconvenientes del teletrabajo

 

El día a día

Es cierto que la dinámica del día a día se pierde. No estarás al tanto de todo ya que muchas de las informaciones relevantes de la empresa tienen lugar muchas veces en áreas no estrictamente laborales como son las áreas de descanso. Sin embargo, teletrabajar no significa aislarse totalmente de la empresa, se pueden establecer reuniones semanales en las que el empleado se desplace de manera puntual al centro de trabajo o… ¡estamos en el Siglo XXI! Hay numerosos proveedores de tecnología y software como Skype, Slack, Teamviewer, Hang out de Google, que permiten reunirnos a distancia, realizar vídeoconferencias, incluso manejar el ordenador de otra persona desde el nuestro, y además con versiones totalmente gratuitas.

Mayor gasto de recursos

Puede que aumentes gastos como son el servicio de internet o el consumo de luz. Pero como comentábamos en las ventajas del teletrabajo, también ahorrarás en gasolina, cafés, comida, etc. En todo caso, antes de tomar una decisión coge una calculadora y sal de dudas.

¿Echarás de menos a tus compañeros?

Teletrabajar supone también trabajar sólo y eso a veces es más aburrido. Sí, somos seres sociales y el contacto con los demás no gusta. Trabajando desde casa se pierde esa relación del día a día con nuestros compañeros, el cafelito, los chascarrillos. Sin embargo, esto no significa que no puedas desplazarte puntualmente a la empresa, mantener meetings y el contacto necesario con tus colegas. Quizá incluso ganes tiempo para realizar un poco de networking y conseguir nuevos clientes y oportunidades de negocio.

El mobiliario de oficina

Normalmente el mobiliario de una casa no está pensado para trabajar. Cuando teletrabajamos desde casa lo hacemos desde una silla cualquiera que no es ergonómica o que no tiene el respaldo adecuado. También puede suceder que la altura de la mesa no sea la adecuada o que nuestro ordenador no está a la altura de nuestros ojos. Es decir, necesitamos concienciarnos en hacer una inversión en mobiliario de oficina para nuestra casa, si no queremos acabar sufriendo algunas enfermedades laborales comunes por malas posturas.


Consejos si vas a teletrabajar


Si te decides por teletrabajar a distancia recuerda darle a tu nuevo espacio de trabajo un aspecto profesional, te ayudará a concentrarte. Hazte con un mobiliario de oficina adecuado para que te ayude a estar focalizado y, como decíamos antes, a mantener una buena postura. Indispensable: un elevador de ordenador. Sí, eso que nunca nos preocupamos de tener en casa porque en la oficina nos lo facilitan, será prioritario en nuestra oficina a distancia.

No te olvides de la importancia de una buena luz, y de los colores de tus paredes y muebles. Recuerda que el color juega un factor psicológico muy importante.

Sabemos que la tentación es grande, pero ¡No trabajes en pijama! No es sólo por si entra una llamada de Skype y te pilla desprevenido. Este consejo es, sobre todo, porque psicológicamente necesitamos sentir la diferencia entre estar en casa y trabajar. Tiene que haber unos límites que nos hagan saber cuando estamos trabajando y cuando estamos descansando.

Así que, en general, teletrabajar es una decisión bastante personal y que también depende mucho del puesto de trabajo que desempeñemos (no es lo mismo trabajar en atención al cliente o como programador). En cualquier caso, el peso de sus ventajas compensa generalmente a sus inconvenientes y, como en todo, si le ponemos ganas y actitud el lugar de trabajo será donde tú decidas que sea.

Compártelo!
compartir facebook compartir twitter compartir google+